//Crédito Comercial

Crédito Comercial

Crédito Comercial

Crédito Comercial

Estrategias del Crédito Comercial

En los últimos años las pequeñas y medianas empresas (PYME), han implementado una serie de estrategias para su desarrollo. Estas atienden las exigencias del entorno y avances tecnológicos que obligan a obtener cada vez más un buen manejo de los recursos de que disponen. Algunos de estos recursos son los financieros, así como también los de la planificación, mercadeo, entre otros. Todo esto con el fin de afrontar exitosamente la realidad de la cual forman parte.

Una de las estrategias utilizadas es la del crédito comercial, no siendo una tendencia generalizada. Esta modalidad se emplea cuando las pequeñas y medianas empresas tienen debilidades. La indisponibilidad de recursos financieros es una.

Según Bohórquez (2001), el crédito comercial, es una forma acostumbrada de hacer negocios en muchas industrias. Cuando una empresa o compañía no reúne los requisitos necesarios para acceder a un crédito de una institución financiera, puede recibir el mismo a través de los proveedores. Esto gracias a que la experiencia en las relaciones comerciales entre empresas favorece el surgimiento de confianza mutua así como el conocimiento de la capacidad de pago del cliente o comprador.

En este sentido, el crédito comercial se convierte en una forma de financiamiento a corto plazo que realizan las pequeñas y medianas empresas a sus clientes. En el momento de adquirir un bien o contratar un servicio a través de las denominadas líneas de crédito; como por ejemplo, cuando se compran productos a crédito directamente al proveedor quien le permite pagar a plazos y con mayor flexibilidad que si lo realizara directamente con una entidad bancaria.

Crédito Comercial en el Siglo XXI

En la actualidad el crédito comercial como instrumento de financiamiento, se utiliza con frecuencia entre las pequeñas y medianas empresas. Esto por cuanto los proveedores suelen ser más flexibles al momento  de conceder créditos que las entidades financieras. Aún más en épocas donde los niveles de inflación presionan sobre el tipo de interés, lo que dificulta el aprovechamiento de préstamos bancarios.

Además de ello, el crédito comercial sirve para facilitar y adecuar la producción a la circulación de mercancías. Esto facilita las ventas, producción, el desarrollo del capital así como el incremento de las ganancias.

Cuando una pequeña y mediana empresa otorga crédito, obtiene ventaja ante sus competidores. Si sus competidores exigen el pago de contado, los usuarios preferirán el crédito. Estas empresas, para otorgar este tipo de crédito, deben evaluar la fiabilidad del cliente. En ciertas ocasiones no le es factible conceder el crédito comercial a cualquiera que lo solicite.

En esta forma de financiamiento las partes pactan las condiciones y el periodo en que el deudor debe pagar el crédito, además de los requisitos que deben presentar los clientes para que le sea otorgado un crédito comercial, quedando siempre por cuenta del proveedor,  llegando a suministrar datos similares a los exigidos por las entidades bancarias, pero que al momento de ser otorgados suelen ser más beneficioso que el de los bancos, incidiendo muchas veces el porcentaje de interés a cobrar, así como las comisiones y los plazos exigidos.

Es importante recalcar que cuando se habla de crédito comercial se diferencia del préstamo financiero. Este último es aquel que se solicita ante las entidades bancarias mediante líneas de créditos o prestamos. Cuando se habla de crédito comercial se hace referencia a al financiamiento que otorgan unas empresas a otras a través de líneas de créditos.

Consideraciones en los Créditos Comerciales

Algunas consideraciones a tener en cuenta para analizar un crédito comercial pueden ser la de verificar si existe algún riesgo de morosidad. Esto a través de los últimos pagos o si hay alguna acción legal por cobro. Con ello podrá determinarse si se puede otorgar un crédito con rapidez. También El historial de pagos permitirá observar como maneja sus deudas, verificándose la puntualidad en los mismos.

Igualmente es importante conocer si la empresa está en quiebra, si tiene demandas pendientes, embargos o juicios. No necesariamente un retraso es causado por un asunto financiero, a veces es motivo de un desacuerdo. Las compañías que tienen varios años operando son más estables.

En definitiva, el propósito fundamental de las empresas que utilizan el crédito comercial como forma de financiamiento es lograr el crecimiento de la misma. Esto se puede lograr posponiendo los gastos, permitiéndoles jugar con el monto financiado y logrando grandes beneficios.

2018-10-28T13:25:26-06:0028 octubre 2018|Blog|0 Comentarios

Deja un comentario