//Créditos Contables

Créditos Contables

Crédito Contable

Crédito Contable

Variantes del concepto del Crédito en la Historia

Para comprender lo que significa el vocablo “Crédito” en la contabilidad debemos tener en cuenta las distintas variables. Su definición depende directamente del contexto que se utilice. Es importante precisar algunos datos históricos que permitan ilustrarnos. De esta manera concluimos lo que significa un crédito contable.

En la Antigüedad la actividad comercial que se realizaba a través de un trueque. Una docena de manzanas era intercambiable por una docena de plátanos. En su mayoría era de productos obtenidos de las cosechas. No obstante a ello, las cosechas no se producían al mismo tiempo. Para el cumplimiento del pacto a futuro, sutilmente se comienza hablar de un crédito basado en la buena fe.

Fiado pero no pagado

En nuestros días el trueque ha sido sustituido por lo que conocemos en el argot popular como “Fiado”. Esta es otra forma de hacer uso del término “Crédito”.  Esto ocurre cuando al ir de compras la relación de confianza  entre el dueño de la tienda y el comprador, le permitían a este último, adquirir los productos sin tener que pagar por ellos al instante. Existía ya un plazo acordado por ambas partes, que no es más que comprar a crédito pagando a plazos.

Un símil del “Fiado” son las compras realizadas a través de las tarjetas de crédito. El pacto para pagar es directamente con la entidad bancaria con la que se ha contratado. No con el dueño del producto o servicio que se esté adquiriendo, lo que quiere decir que la relación de confianza es directamente con el Banco.

Con la evolución de nuestras sociedades y el uso de la tecnología, han surgido sistemas financieros a través de las entidades bancarias. Ya nos encontramos familiarizados y poco a poco nos han llevado a ir desnaturalizando el significado real del vocablo “crédito” en la Contabilidad. De allí que pensemos en un crédito como algo positivo al no comprender su verdadero significado. Al final incide en el saldo contable.

¿Qué es un Crédito Contable?

En el sistema contable, el crédito también es entendido como el “haber”. La función en las transacciones financieras es la de reflejar aquella operación que implica una reducción en el activo. Como consecuencia de ello existe un aumento en el pasivo, incidiendo en los saldos contables.

En la contabilidad, es esencial el manejo adecuado de los términos “débito” y “crédito. Para poder llevar las cuentas de una empresa o compañía, en el caso de los créditos es importante tener claro que cuando hablamos de este tipo de cuenta hace referencia a los pasivos, las utilidades, los ingresos y el capital, esto en cuanto al patrimonio. Por otra parte también en la cuenta créditos se deben reflejar las cuentas por pagar, los documentos por pagar y los ingresos no devengados.

Existe una forma correcta de ubicar el crédito contable en los sistemas de control y registro de gastos e ingresos. Esta forma es asentándolo en lado derecho del formato utilizado por los contadores denominado como “cuenta T”. Toda vez que los créditos representan un aumento en cuentas de naturaleza pasiva o de un patrimonio y suponen también un registro de aumento en la cuenta de ingreso de una compañía. Por otro lado un crédito implica una disminución en cuentas de naturaleza activa.

Clasificación de Créditos Contables

Aquellos que determinan el patrimonio y reflejan un aumento del mismo son considerados como crédito contable. En las distintas operaciones financieras realizadas como consecuencia de la actividad comercial, a los que tienen derecho los dueños de las empresas, compañías o titular, los cuales pueden ser:

–       Reales: aquellos que representen bienes, derechos u obligaciones que determinen el patrimonio. Esto corresponde con los activos controlados por los bienes materiales tangibles. Un ejemplo de esto son mercancías, Edificios, Terrenos, Equipos, etc.. También los bienes materiales intangibles tales como las patentes y concesiones. Asimismo se encuentra representado por los créditos a favor como las cuentas a cobrar.

–       Nominales: que se corresponde a los ingresos y ganancias obtenidas por la prestación de un servicio. También venta de un bien, a fin de incrementar el patrimonio.

Podemos concluir entonces que un crédito contable podrá ser positivo o negativo. Siempre que incremente una cuenta de crédito o disminuyen una de débito. Serán considerados positivos todos los patrimonios que aumenten los ingresos y disminuyan los gastos. Serán considerados negativos de ser el caso contrario.

 

2018-10-28T12:27:15-06:0028 octubre 2018|Blog|0 Comentarios

Deja un comentario