Historial crediticio, mejóralo en pocos pasos

Cómo mejorar tu historial crediticio en pocos pasos

¿Historial crediticio? ¿acaso todos los tacos que le he fiado a la señora de la esquina forman parte de esto?

No, tranquilo, pero si no le has pagado, comienza a hacerlo porque desde esas pequeñas cosas hacemos los hábitos.

Un historial crediticio es un informe que realizan los bancos o entes financieros explicando tu registro de pagos.

El historial crediticio es usado mayormente por los bancos para evaluar tu solvencia y capacidad de pago al momento de pedir un préstamo.

¿Mis pagos en efectivo forman parte del historial crediticio?

Eso depende de dónde haces el pago y si recibes un soporte por esa compra o transacción.

Además, como la palabra te lo indica debe ser algo que compres a crédito y pagues en cuotas. Lo que pagas de contado no se suma allí.

El cumplir con tus pagos, te dará un historial positivo, incluso si te retrasas en algún momento, si te pones al día en un plazo corto de tiempo, no se verá afectada tu reputación.

¿De qué manera puedo iniciar a desarrollar mi historial crediticio?

Las formas más comunes para iniciar tu vida crediticia son:

  • Tarjetas de Crédito
  • Préstamos Personales
  • Arriendos de propiedades
  • Préstamos Automotriz
  • Créditos Hipotecario

Del mismo modo, los microcréditos son una excelente manera de iniciar tu historial, son préstamos pequeños que puedes pagar hasta en 12 meses, así que es una buena idea para practicar.

¿Cómo puedo tener un buen historial crediticio?

La respuesta es muy simple: ¡paga siempre al día! pero para esto te sugerimos:

  • No adquieras deudas mayores a tus ingresos.
  • Asegúrate de tener un fondo de ahorros antes de iniciar un crédito.
  • Asesórate con un experto financiero antes.
  • No tomes créditos para gastos pequeños o innecesarios.

Ahora bien, si ya tienes un historial crediticio no tan positivo y quieres mejorarlo, no te preocupes ¡puedes hacerlo!

Mejora tu historial crediticio en pocos pasos

  1. Solicita un reporte en tu buró de crédito para conocer a detalle tus pagos, deudas, retrasos y todos los movimientos que has realizado.
  2. Haz un calendario, una lista o un cuadro con cada uno de tus pagos pendientes y las fechas en las que debes pagarlos para no olvidarlos.
  3. Intenta pagar, siempre que puedas, unos días antes del día de corte. Esto te ayudará a “ganar puntos” con el banco.
  4. Evita lo más posible sobregirar tus tarjetas, esto es una señal clara de que no puedes controlar correctamente tus gastos.
  5. Si recibes un bono o un ingreso extra, adelanta el pago de alguna cuota. Terminar de pagar una deuda antes de lo acordado ayuda a tu historial.
  6. Por último, si se te presenta algún problema inesperado, comunícate con tus asesores.

Como verás, no es tan complicado, es cuestión de organizarse y tener presente que es una verdadera responsabilidad, así como tus gastos fijos.

¿Por qué es tan importante tener un buen historial crediticio?

Digamos que lo más importante es que al momento de necesitar un crédito grande por alguna emergencia o proyecto de inversión, podrás obtener los préstamos sin complicaciones.

Por otra parte, si necesitas ser el aval de alguien, al tener un buen historial crediticio podrás ayudarlo más fácilmente.

Asimismo, al tener un buen historial crediticio te evitas multas o sanciones por parte del banco o de las empresas que otorgan créditos.

No olvides que al tener retrasos frecuentes con tus pagos, puedes verte en problemas legales.

Como te comentamos antes, es un tema de responsabilidad y organización, así que esto también habla de ti como persona y profesional.

3 consejos en caso de que no seas muy bueno en esto

  1. Si sientes que no puedes controlar tus compras con las tarjetas de crédito ¡escóndelas!
  2. Si te vas de viaje o a unas vacaciones, llévate solo una o dos tarjetas, porque sino las gastarás todas.
  3. Coloca alarmas en tu celular y en tu correo electrónico 5 días antes de que se venza tu fecha de pago.

A veces necesitamos una ayudita extra en este tema de organizar nuestras finanzas y qué mejor manera que apoyarnos en la tecnología.

Por último, te aconsejamos siempre estar atento a tus movimientos y transacciones, lleva un registro personal de tus gastos.

En ocasiones hay fallas o errores en tu registro dentro del buró de crédito y así sabes si hay alguno que no te haya beneficiado.

Comentarios (0)
Publicar comentario